Coronavirus
Trabajadoras del hospital Isabel Zendal denuncian que utilizan un EPI por día

El primer día de trabajo de Diana—nombre ficticio— en el madrileño Isabel Zendal la recibió con una cola de personas esperando por su uniforme paratrabajar. Diana fue llamada durante el fin de semana de la grannevada para ser trasladada de manera forzosa hasta las instalacioneshospitalarias de Valdebebas, que nacen sin plantilla propia, y que seencuentran a dos horas de su casa en transporte público. Consiguióretrasar su traslado unos días pero el miércoles posterior altemporal no tuvo más remedio que incorporarse. Ese día esperó paciente su turno y, cuando este llegó, recibió un pijama pero nohabía zuecos de su talla, carencia solventada por una compañera quese encontraba en la fila y de casualidad tenía unos.Además le dieron un solo EPI para toda la jornada, tal y comoexplica.

“Con mis cosas me presenté en la unidad que me tocaba, en cuidadosintermedios. A la supervisora no la vi hasta las 13.00 h. y empecéa trabajar preguntando a los compañeros. Te dan un solo EPI paratodo el turno. Tienes que recorrer 10 minutos si quieres otro y sitienes suerte hay alguna caja con más en recepción. Entonces lagente, cuando tiene que salir de la unidad, no tiene más remedio quecolgar sus EPI en un perchero y lo vuelven a reutilizar”, explicaesta trabajadora que pertenece a la PlataformaIndependiente de Técnicos Sanitarios C1. “Si tengo quemaniobrar con un paciente, porque no hay celador disponible, el EPIya está contaminado”, se queja. “Tampoco hay bata quirúrgicapara quitarte entre paciente y paciente. Ese día no había nisábanas. Toco hacer el aseo y dejar al paciente con la mismasábana”, cuenta.

Desde elSindicato Asambleario de Sanidad (SAS), Ángel Navarro, corrobora laescasez de material de protección en el nuevo hospital de pandemias.“Según los datos que nos pasan los trabajadores tenemos lasensación de que está habiendo más contagios por covidque en otros centros. Cuando preguntamos a la gente, sin tener datostécnicos asegurados, lo que nos dicen es que las condiciones no sonlas adecuadas. Por ejemplo, hay problemas con los Equipos deProtección Integral (EPI). La gente sale de su unidad en muchosmomentos, para preparar medicación, para ir al servicio... Tienenque dejar los EPI colgados en un cuarto de sucio (foto) en el queluego entran y lo vuelven a coger. Tienen ese EPI para todo el día,cuando lo lógico sería que una vez que salen de la unidad ese EPIse desechase y se usara otro porque no deja de ser un foco posible decontagio” explica. El Salto ha intentado recabar la versión de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid pero no ha obtenido respuesta.

Navarro añade que existe otro problemaen las salas para comer que se utilizan en enfermería, conocidascomo estares. “Son muy pequeñas y las mascarillas se quitan en elmomento de comer y según salen los ocupantes entran otros.Lógicamente quedan aerosoles flotando. Lo que solicitamos es queSalud Pública, a través de la Consejería, haga públicos los datosde contagios en el Zendal y que se tomen las medidas de precauciónadecuadas. Y que se dé formación e información de como usar losEPI y como trabajar con las mejores garantías de seguridad y salud”,destaca.

Coronavirus
Trabajadoras del hospital Isabel Zendal denuncian que utilizan un EPI por día

Marta—nombreficticio— , también trabajadora de este hospital, confirma que en suunidad, y que ella tenga conocimiento, ya hay cuatro positivos y que hay gente en cuarentena por contacto directo. Esta sanitaria llegóal Zendal en diciembre. Es interina y lleva 14 años trabajando enSanidad. En su caso se ofreció como voluntaria para nutrir laplantilla pues “me pilla cerca de casa y quería aprender otraforma de trabajar”.

“Llevo cuatro semanas, a medida que vaviniendo gente nueva hay mucha desorganización. No a nivel de lostrabajadores, pero sí a nivel vertical. Al principio había cajaspara coger más EPI, porque éramos menos, pero ahora somos muchosmás. A las 11 de la mañana ya no tienes más material de repuesto.Y hay que reutilizarlos. Sales de la zona de pacientes y lo dejascolgado en la zona que pone cuarto sucio. En otros hospitales cuandose termina la ronda de pacientes te lo quitas y lo desechas. En laépoca de marzo sí reciclábamos, pero ahora no hay escasez dematerial” relata mientras corrobora otro detalle. “Tampoco recibesinformación o formación para recordarte como quitarte y ponerte elEPI. Entiendo que puede haber gente nueva que necesite estaformación”.

De polémicaen polémica

El Zendal abríasus instalaciones el pasado 1 de diciembre entre una nube depolémicas. La primera, la falta de plantilla propia. Hasta 563trabajadores con contrato eventual —conocidos como contrato covid—serán derivados a sus dependencias de manera forzosa tras conseguirsolamente 106 voluntarios entre personal fijo e interino. Cuando se abrieron las puertas del centro quedó al descubierto unamacronave diáfana con camas contiguas y sin separación.Un modelo que muchos médicos consideran anticuado, siguiendo elmodelo de hospital de campaña de IFEMA. Un centro donde no hayquirófanos ni laboratorio. Recientemente, un vídeo con comida dedudosa calidad recorría las redes, mientras las voces de sanitariosque se oponen a un traslado forzoso cobran más fuerza, con elrespaldo de los cinco sindicatos que componen la mesa sectorial.

Coronavirus
Sanitaria trasladada de manera forzosa hasta el Isabel Zendal: “Estoy encadenando contratos de mes en mes”
Sara Plaza Casares
36
Una trabajadora explica que ha sido seleccionada para acudir a las nuevas instalaciones de Ayuso “dejando huecos que no serán cubiertos en mi actual centro”.

Recientemente sedestapaban las presiones a las que están sometiendo al personal paraser trasladados hasta sus dependencias, viéndose amenazados con ser suspendidos de las bolsas de empleo, en función de unasórdenes por correo emitidas por la Consejería de Sanidad.“Mostramos nuestra oposición rotunda al traslado forzoso deprofesionales del resto de hospitales hacia el Hospital Isabel Zendalen un momento asistencial insostenible para todos los centros. Estamedida descapitaliza los recursos humanos y dificulta la asistenciasanitaria en un pico pandémico”, aseguran en comunicado conjuntoSATSE, CCOO, AMYTS, CSIT y UGT.

Según los datosde la cuenta COVID 19 MadridS.P.M.a 19 de enero el hospital de pandemias albergaría ya a313 pacientes covid y a 6 personas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Al mismo tiempo, el colapsoen algunas unidades del resto de hospitales ya es un hecho, en unacomunidad con una incidencia acumulada que ha escalado hasta los 875 casos porcada 100.000 habitantes y con 618 pacientes en unidades de críticos,segúnlos datos de la Comunidad de Madrid del viernes.

ElSalto publicaba ayer las imágenes del colapso de estas unidadesen el Hospital La Paz, en donde han tenido que habilitar una sala de“desborde” en el gimnasio. “No tenemos personal para atendercomo se merecen todas estas personas porque a los trabajadores deurgencias se los están llevando al Hospital Zendal, vaciandonuestras plantas”, denunciaba desdeel sindicato MATS, Guilléndel Barrio.

Coronavirus
CoronavirusColapsa la zona Covid en la UCI de La Paz
Pablo 'Pampa' Sainz
1
Los pacientes duplican la cantidad de camas previstas y personal de enfermería dobla turnos para suplir a trabajadores trasladados al Hospital Zendal.

“El sistema de cobertura de lospuestos de trabajo en el Isabel Zendal está aumentando el estrés delos profesionales, no solo de los que actualmente tienen contratoscovid, sino también del resto de trabajadores que se quedan con lasplantillas muy mermadas para atender una creciente presiónasistencial. Es imprescindible que un centro hospitalario tengaplantilla propia para poder atender a sus pacientes, sea o no unhospital de emergencias”, concluyen desde los sindicatos de la mesasectorial.

Mientras, Dianase prepara para hacer noche un día más en las instalaciones deValdebebas. Asegura que no sabe lo que se va a encontrar cuandollegue porque la desorganización y la falta de material es latónica. “Esto es una locura. Cuando abres un hospital primerotienes que abastecerle de todo el material necesario. De aquí a quelo terminen de llenar vamos a estar padeciendo esto. Esta nochevuelvo a trabajar y no sé lo que me voy a encontrar. No sé si habrámaterial y no sé que me tocará ponerme, veremos”, sentencia.

Artículos relacionados

  • Los 30 mejores Maletin Portadocumentos Mujer capaces: la mejor revisión sobre Maletin Portadocumentos Mujer

    Los 30 mejores Maletin Portadocumentos Mujer capaces: la mejor revisión sobre Maletin Portadocumentos Mujer

  • Las baterías de los coches eléctricos: ¿son seguras?

    Las baterías de los coches eléctricos: ¿son seguras?

  • ▶ Cómo cambiar la imagen que aparece en Google Maps

    ▶ Cómo cambiar la imagen que aparece en Google Maps

  • India, la farmacia del mundo, cuna de Covaxin Colaborador Invitado invitado

    India, la farmacia del mundo, cuna de Covaxin Colaborador Invitado invitado